El astro argentino del fútbol Lionel Messi y su padre Jorge Horacio Messi fueron condenados este miércoles a 21 meses de cárcel por un millonario fraude fiscal en España. Por tratarse de una condena menor a dos años y al ninguno de los dos tener antecedentes penales, la prisión no será efectiva y deberán pagar una multa de casi 3,7 millones de euros a ambos, 2,1 para Lionel Messi y 1,6 para su progenitor.

Ambos fueron juzgados en el mes de junio por defraudar a Hacienda 4,1 millones en los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber pagado en el país donde juega el futbolista los impuestos por los ingresos percibidos por los derechos de imagen.

 

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral