El exprimer ministro británico Tony Blair pidió este miércoles disculpas por las consecuencias de su decisión de iniciar la guerra de Irak y expresó su arrepentimiento, aunque insistió en que no mintió para implicar al Reino Unido en el conflicto.

“Expreso más pena, arrepentimiento y disculpas de lo que nunca llegaras a saber o imaginar”, dijo Blair en un mensaje público tras divulgarse los resultados de una investigación oficial muy crítica con la implicación británica en la guerra.
“Sé que hay personas que nunca lo olvidarán ni me perdonarán por aquella decisión y que piensan que la tomé de manera deshonesta. Pero, como deja claro el informe, no hubo ninguna mentira”, sostuvo.

fleming
inmobiliaria

Edición digita

Publicidad