Puno. La Fiscalía y la Policía Anticorrupción intervinieron el almacén donde se almacena los insumos del programa Vaso de Leche en Huancané, encontrando que los sacos de arroz llenos que acababan de comprar tenían menos peso que el debido, además de que estos no tenían el distintivo del Estado peruano como lo manda la norma. Dichos sacos deberían pesar 49 kilos, pero estos tenían en promedio un par de kilos menos, a pesar que los funcionarios municipales habían dado la conformidad de entrega a la empresa proveedora.

El martes se inició la entrega de los alimentos a los beneficiarios. Durante el acto, el regidor fiscalizador de programas sociales, Horacio Machaca, comprobó en una balanza electrónica que no tenían el peso correspondiente y que los sacos carecían de rótulos.

Ante la negativa de la Fiscalía de turno, la presidenta de la Junta de Fiscales, Judith Contreras dispuso que la fiscal de turno, Yhoni Baca, realizó las diligencias, luego el despacho Anticorrupción con peritos policiales determinaron lo que ninguno de los 74 sacos tenían el peso correcto: 49 kilos como está en el envase.

Tras el hallazgo, se aperturó la carpeta por el presunto delitos de peculado, omisión de funciones, estafa y fraude en agravio del Estado y de los beneficiarios del programa Vaso de Leche, los que habrían sido cometidos por los funcionarios de la Municipalidad Provincial de Huancané en contubernio con la empresa Mía Market de la ciudad de Juliaca.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui