Las personas que hayan cometido algún delito doloso y que tengan antecedentes reiterados de violencia familiar quedarán inhabilitadas de por vida para portar armas de fuego, anunció el superintendente de la Sucamec, Juan Carlos Meléndez.

Así lo declaró al tratar los alcances del reglamento de la “Ley de armas de fuego, municiones, explosivos, productos pirotécnicos y materiales relacionados de uso civil”, que hoy entra en vigencia tras su publicación ayer en el Diario Oficial  El Peruano.
Comentó que se revisará la base de datos del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) y de las cortes superiores civiles, y que la evaluación de los antecedentes penales se hará en forma continua, porque “si una persona en el ejercicio de su derecho de portar un arma comete algún delito, tendrá que someterse a la norma y se le revocará su licencia”.

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad