Tacna. Luego de casi 30 días de la aprobación del reglamento complementario de transporte, la Municipalidad Provincial de Tacna impuso cerca de 900 papeletas educativas con las que notificó a los choferes del servicio de transporte público urbano las falencias halladas en las unidades que conducían, así como los vicios existentes en la prestación del servicio, los mismos que de acuerdo a la nueva normatividad podrían hacerlos merecedores de una multa y hasta la cancelación de la autorización para circular. 
Cumplido el plazo de notificaciones para la adecuación a la norma, la Municipalidad Provincial de Tacna   (MPT) inicia hoy los operativos para imponer sanciones efectivas a los choferes que no cumplan el reglamento.
No recoger a escolares, detenerse en lugares no establecidos, no contar con botiquín de primeros auxilios, llevar más pasajeros de la capacidad permitida para el bus y no contar con un cobrador son solo algunas de las razones por las que los transportistas podrían ser multados. 
El gerente de Transporte y Seguridad Ciudadana de la MPT, Ricardo Navarro, indicó que no existirá ninguna ampliación para la aplicación de la norma, a pesar de que los transportistas presentaron un documento solicitando la reducción de la escala de multas. 
“Esta no es una cuestión técnica. Se trata de una norma aprobada por el concejo provincial y solo este ente podría modificarla. Ellos (transportistas) han actuado mal, porque el camino a seguir era una reconsideración. Han presentado un documento a destiempo a un área que no tiene en sus manos hacer la modificación”, señaló el funcionario. 

RENOVACIÓN 
Parte de lo que contempla el reglamento complementario es también la sanción a aquellas unidades que tengan autorización de circulación vencida, pero Navarro indicó que más del 50 % de las unidades se encuentran en proceso de renovación, en acatamiento de la disposición municipal. 
Precisamente ayer el alcalde provincial Luis Torres apadrinó la compra de cuatro nuevas unidades que prestarán servicio en la ruta 203. Cada una de ellas tiene costo entre los 40 y 45 mil dólares y la compra fue financiada por la Caja Tacna.

Yura

Edición digita