Tensión racial. Cinco policías murieron y otros 6 resultaron heridos durante una marcha desarrollada el jueves en Dallas (EE.UU.), organizada para protestar por la muerte de los afroestadounidenses Alton Sterling y Philando Castile a manos de agentes policiales ocurrida esta semana.

El ataque, en el que un civil también resultó herido, fue llevado a cabo por al menos dos francotiradores armados con rifles en el distrito financiero de la ciudad, informaron las autoridades. Tres personas están bajo arresto y un hombre que estuvo intercambiando disparos con la policía aparentemente murió luego de dispararse a sí mismo, según reportes de medios locales.

Entre los agentes heridos, algunos se encuentran en condición crítica.  De acuerdo con David Brown, jefe de la policía de Dallas, el sospechoso que murió después del enfrentamiento con la policía dijo que quería matar a personas blancas (sobre todo oficiales blancos) y que estaba molesto por los últimos ataques de la policía hacia personas afroamericanas, añadiendo que había actuado solo.

Varios testigos subieron a internet videos y audios sobre la situación, en los que se ven y escuchan las ráfagas de tiros y las sirenas policiales.  “Había negros, blancos, latinos, de todo. Era la protesta de una comunidad mixta. Y de pronto (los disparos) salieron de la nada. Teníamos la impresión de que nos disparaban a nosotros. Era el caos total, una cosa de locos”, contó un testigo.

fleming

Edición digita

Publicidad