Un grupo de jóvenes voluntarios viajará a la región Puno a entregar 12 toneladas de abrigo para 10 comunidades, en el marco de la campaña “Un abrigo, una sonrisa”.

La iniciativa fue impulsada por la Municipalidad de Lima y contó con el apoyo de empresas y vecinos de la ciudad que donaron prendas para ayudar a los compatriotas que tienen que afrontar las heladas que afectan a las zonas más altas del país.
En una primera etapa de esta campaña el viernes último se entregó 2,000 frazadas a pobladores de la zona conocida como Ticlio Chico, en Villa María del Triunfo.

Yura

Edición digita