CERCADO. Hace ocho meses que Juan Manuel Ayala (61) espera que los médicos de Essalud le den un diagnóstico al mal que aflige a su esposa Eloria. En noviembre del año pasado, ella tuvo una serie de convulsiones durante un viaje y sus funciones quedaron disminuidas. Pese a que llevan varios meses visitando el hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo (Case) del Cercado de Arequipa, hasta ahora Eloria no ha sido atendida por un especialista que pueda encontrar la causa de su enfermedad. “La entrega de citas es muy lenta y para colmo han perdido las placas y los resultados de los análisis que le sacaron. Mientras hacemos todo de nuevo, solo ha estado recibiendo unas medicinas paliativas para su mal”, cuenta Juan Manuel en uno de los pasillos del hospital.
Esta mañana, luego de tres meses de espera, recién Eloria ha entrado al consultorio de Hematología para que le ordenen nuevas pruebas. Luego de eso, comenzará, otra vez, su travesía. En las próximas semanas, Juan Manuel y Eloria, como otros cientos de asegurados, deberán madrugar para obtener una nueva cita y continuar con su tratamiento.

En el hospital de Yanahuara pacientes hacen colas en Farmacia.

En el hospital de Yanahuara pacientes hacen colas en Farmacia.

En la región Arequipa más de 600 mil personas están afiliadas a Essalud. Debido a la enorme demanda de pacientes, las consultas médicas en los hospitales de la seguridad social están embalsadas. Aunque, según el reporte de la gerencia clínica del Case, el promedio de espera para una referencia (traslado de un centro asistencial a otro) es solo de 8 días; en algunas especialidades como Urología, Onco-ginecología y Neuropedriatría el tiempo de espera para una cita puede ser de 30 o más días. En el caso de una consulta (cita para hacer seguimiento a la atención), el promedio de espera es 33 días, pero para algunas especialidades la programación puede ser para dentro de 80 o 90 días.
Por esta razón, los centros asistenciales de Essalud lideran en Arequipa el ranking de instituciones más quejadas en la Defensoría del Pueblo. “De las más de veinte quejas que hemos recibido durante el año, la mayoría tiene que ver con la demora en la entrega de citas. Tenemos casos de personas que han esperado más de tres meses para ser atendidas por primera vez. Actualmente, no hay suficiente personal para darle cobertura a todos los usuarios”, explica Manuel Amat, representante regional de la Defensoría del Pueblo.

*****

DEMORAS QUIRÚRGICAS
El gerente clínico del Case, Enrique Salcedo, indica que hace dos años se ha comenzado a implementar un nuevo sistema de programación de citas para hacer más eficiente la atención. “Ahora en el 75% de las áreas clínicas se planifican las consultas con cuatro meses de antelación para así ordenar a los pacientes según la gravedad de su caso. Antes, las programaciones salían máximo con un mes de antelación y todos los pacientes se peleaban por un cupo”, dice.
Pese a estas mejores, aún la situación es crítica en la programación de operaciones y cirugías. Según Salcedo, el promedio de espera en el Case para una atención quirúrgica es 51 días, pese a que el tiempo máximo debería ser 45 días. Para operaciones en Traumatología y Neurología se puede esperar más de 100 días.
“Estas demoras se deben a la escasez de salas de operación y la falta de prótesis e instrumental auxiliar para las intervenciones”, añade Manuel Amat. Un perjudicado de esta situación es el señor Calvo, quien en mayo se despedazó la mano izquierda con un rodillo mecánico. Actualmente, requiere una cirugía plástica para extraer la piel necrosada y así evitar que se infecten sus dedos. Hace ocho semanas espera una operación. Sin embargo, esta mañana le han comunicado que recién en octubre podrán atenderlo en el Case. “Hoy me tocaba mi cita pero me dicen que el cirujano está en el quirófano atendiendo una emergencia”, cuenta preocupado este hombre que tiene dos clavos quirúrgicos atravesados en el pulgar.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

Yura

Edición digita