Hasta  este jueves, 5 autoridades están en la mira de los revocadores. El registro de kit electoral de la ONPE suma a Moho a los ya conocidos Huacullani, Asillo, Arapa y Ollachea, como municipios donde uno de los ciudadano ya compró los documentos necesarios para iniciar el proceso revocatorio.

¿Va en serio o solo se busca agitar las aguas? es la pregunta más común. El analista Jesús Betancur hechó un vistazo al asunto y calculó que para iniciar un proceso de revocatoria contra Luque hacen falta exactamente 214 mil 626 firmas en toda la región y para sacarlo de su cargo harían suficiente 496 mil 253 votos. Cabe recordar que obtuvo 277 mil 337  votos con los que se impuso a Walter Aduviri.

Para lograr lo mismo en la provincia de Puno se necesitan 43 mil más un elector; en Juliaca, 48 mil 24. Esto solo para iniciar el proceso de revocatoria.

Todo esto de acuerdo al artículo 22. Sobre requisitos de los adherentes señala que la consulta se lleva adelante en cada circunscripción electoral si la solicitud está acompañada del veinticinco por ciento (25%) de las firmas de los electores de cada circunscripción y que haya sido admitida. Para la Remoción de  Autoridades se requiere más del cincuenta por ciento (50%) de los electores de la jurisdicción electoral.

El cambio más resaltante es que en caso de que la autoridad sea revocada no se llama automáticamente a nuevas elecciones.

“Únicamente si se confirmase la revocatoria de más de un tercio de los miembros del Concejo Municipal, se convoca a nuevas elecciones”, dice el artículo 25 de la Ley de los Derechos y Participación y Control Ciudadana N° 26300.

Si no se convoca a nuevas elecciones, el reemplazo es en este orden: en lugar del presidente regional (ahora gobernador), el vicepresidente regional; consejero regional por el accesitario; el alcalde por el primer regidor hábil que sigue en la lista electoral a la que pertenece la autoridad revocada. Y si es un regidor, al correspondiente suplente en la lista electoral a que pertenece el regidor revocado.”

Las causales de vacancia o suspensión y los delitos no pueden ser invocados para sustentar los pedidos de revocatoria.

fleming

Edición digita

Publicidad