La selección de fútbol de Portugal, aterrizó este lunes en el aeropuerto de Lisboa, donde les esperaba una marea de aficionados, un día después de la victoria en la final de la Eurocopa-2016 ante Francia.

Escoltado por el ejército del aire, el avión ‘Eusebio’, que transportaba a los campeones, aterrizó sobre suelo luso a las 11h40 GMT, con cerca de media hora de retraso, según las imágenes retransmitidas en directo por la televisión.

Los jugadores se subieron a un autobús descapotable, que les llevaría al palacio presidencial en la capital portuguesa, donde serán recibidos por el Jefe de Estado, Marcelo Rebelo, quien les concederá la orden de mérito.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad