En un operativo inopinado, la Fiscalía de Prevención del Delito, la Municipalidad Provincial de Puno, la PNP y la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Diremid), ayer en la mañana cerraron dos boticas donde expendían medicamentos vencidos. Asimismo, encontraron fármacos serigrafiados con “prohibida su venta” distribuidos por el Ministerio de Salud gratuitamente a los centros médicos y EsSalud.

La intervención se realizó a las farmacias y boticas ubicadas en los alrededores del hospital Manuel Núñez Butrón de la ciudad de Puno.

Durante la diligencia constataron que en la botica Señor de Huanca, ubicada en la primera cuadra del jirón Ricardo Palma, expendían medicamentos del Ministerio de Salud, lo  que está prohibido de ser vendidos a la población.

En la misma cuadra, el grupo de fiscalizadores también cerraron la botica Niño Divino, por no contar con autorización sanitaria y según referencia donde se habría hallado medicamentos vencidos.

Ante esa evidencia el Ministerio Público procedió a cerrar los establecimiento. También los propietarios serán denunciados penalmente por expender productos con fecha expirada y otros del Estado.

Edwin Apaza Chambi, director de Control y Vigilancia Diremid, confirmó que ambos locales infringieron el buen manejo de medicamentos, así también por incumplimiento a las buenas prácticas de salud. Los medicamentos incautados quedaron en encadena de custodia.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui