CERCADO. Semana de novedades. La práctica que realizó ayer el cuadro de FBC Melgar tuvo la presencia de un viejo conocido: Daniel Ferreyra. El argentino, que partió del club rojinegro por el bendito ‘cupo de extranjero’ hace poco más de un mes, estuvo conversando por largo rato con Juan Reynoso y el resto de su comando técnico; mientras que el resto del equipo hacía trabajos de estiramiento. Todo parece indicar que el nuevo gobierno, encabezado por PPK, habría dado luz verde a la nacionalización del ‘canguro’, por lo que, habiendo sacado eventualmente su DNI, podría regresar para reforzar el arco arequipeño. Por ahora, se sabe que Ferreyra no la pasa bien en Sport Boys, debido a los problemas deportivos que está afrontando dicha institución, la cual se ubica en el último puesto de la segunda división. Corren el riesgo de perder la categoría y descender a Copa Perú. Aquellos factores pesarían en la mente del guardameta para no pensarlo mucho y volver a defender las sedas de Melgar. “Todo anda diez puntos”, fue lo único que se le pudo escuchar decir a Ferreyra en su estadía por la Ciudad Blanca. Con esto aflora otra incógnita, ya que en los últimos días había un rumor fuerte acerca del retorno de Leao Butrón al cuadro rojinegro. Parece que el aliancista cumpliría una labor no como jugador, sino como apoyo en el cuerpo técnico ‘dominó’.

Yura

Edición digita