TACNA. Un agricultor y comerciante mayorista de verduras se suicidó ayer tomando insecticida Lannate en su automóvil debido a una decepción amorosa. Su enamorada lo descubrió primero, pero desapareció abandonando el cadáver.
Se trata de José Luis Bonifacio Cutipa (27), natural de Tacna, quien era el único hijo de una familia de agricultores de Calana y mayoristas de verduras en el mercado Grau.
El cuerpo estaba en el asiento del piloto de su auto rojo, marca Toyota Yaris y placa de rodaje A6L-691, que dejó estacionado frente a la casa de su madre en el poblado de Ciudad Perdida, asociación La Victoria, manzana G. Dentro se escuchaba música con alto volumen.
Alrededor de las 05:00 horas de ayer, su enamorada Jésica Atencio Maquera avisó a la familia del varón que estaba mal de salud dentro de su auto en Ciudad Perdida, eso fue lo único que se supo de ella y luego desapareció sin hacerse presente durante las diligencias policiales.
Cuando la madre del occiso limpió la ventana del auto empañada con la lluvia vio a su hijo echado en el asiento con espuma en la boca. Miembros del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios tuvieron que romper una luna para abrir el vehículo y auxiliarlo, pero descubrieron que estaba sin vida.
Agentes de la comisaría Central y Radiopatrulla acordonaron el área para dejar que los especialistas en criminalística realicen su trabajo. Los peritos hallaron junto al cuerpo un sobre vacío de insecticida Lannate, que habría obtenido de su chacra ubicada en Calana.
También se encontró una carta escrita a mano, en cuyo contenido hacía referencia a su enamorada Jésica Atencio, quien vende aceitunas en el mercado Grau, con quien habría tenido una relación tormentosa.
Entre lágrimas, la madre y tía de José Luis, indicaron que el último sábado el joven les contó ilusionado que tras un chequeo médico a su pareja supieron que iban a ser padres tras ocho meses de relación.
Según versión de la familia del occiso, la joven habría decidido abortar lo que provocó una profunda depresión al joven, quien finalmente se quitó la vida.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral