La Empresa Municipal de Saneamiento de Puno (EMSA Puno)  no logra salir del escándalo. Documentos a los que tuvimos acceso, revelan la compra de equipos inservibles en el área de cobranza en la ciudad de Puno.

A fines de marzo del presente año, se adquirieron dos máquinas contadoras y detectoras de billetes “Masterwork automodules NC 3500”. La orden de compra 000093 del 21 de marzo, fija el precio por ambos en 9 mil 912 soles; a 4 mil 200 soles cada una, sin impuestos.

La compra se hizo con recursos directamente recaudados, al contado, con previa cotización 0081-2016 y de acuerdo al memorándum 016-2016-EMSAPUNO-GC. El requerimiento y visto bueno lo dio el gerente comercial Franz Lezano Aquice.

La adquisición no sería noticia, de no ser porque falla e induce al error a los cajeros de ventanillas. Y es que, de acuerdo a entendidos, la máquina adquirida no opera como debería.

Delante de nosotros, el “contador de dinero” que debió rechazar a un billete falsificado en su cómputo, lo contó cual si se tratase de uno válido.

AUDITORÍA

Un par de funcionarios de EMSA Puno nos indicaron que estas quejas se hicieron en abril y luego en mayo, pero que la gerencia a cargo las desestimó.

“Entonces, días después del paro -los primeros días de junio de este año-, estuvieron haciendo auditoría a la empresa. Los cajeros se quejaron y en presencia de ellos se dejó constancia que las dos máquinas no servían”, enfatizó uno de ellos, que por temor a represalias evitó identificarse.

“Sí sé de eso… el área usuaria debe levantar su informe, sin embargo el proveedor vino, no sé si ha solucionado… sino se devuelve; eso más es de Logística, yo solo hice el requerimiento y se compró, nada más”, dijo el gerente comercial.

La compra también la firma el gerente general Héctor Holguín quien el lunes presentó su renuncia, el 18 lo remueven del cargo.

fleming

Edición digita

Publicidad