Inka Labs, la startup arequipeña que ganó varios premio Stevie Awards a la mejor empresa emergente en Alemania, continúa triunfando en Europa.

La empresa, que iniciaron hace 5 años José Alonso Peñarrieta y César Augusto López, desarrolla un software que une las finanzas y tecnología (Fintech). “Nosotros diseñamos software y aplicaciones para que las transacciones y operaciones bancarias se hagan desde la computadora o un celular tanto a nivel de los usuarios, así como para las empresas bancarias. También velamos por su correcto funcionamiento”, detallan César y José.

En la actualidad la empresa tiene 12 proyectos en ejecución y trabajan de la mano de su socio peruano alemán Friedhelm Schmitt, quien los ayudó a orientar mejor su emprendimiento. Los softwares que se desarrollan se hacen en una oficina ubicada a pocas cuadras de la Universidad Católica San Pablo.

Todo es comercializado al extranjero, principalmente a Alemania, y se están abriendo mercado en Inglaterra y Suiza. César comenta que ser un gran banco no implica, necesariamente, tener más instalaciones porque con la tecnología las operaciones se pueden hacer sin la necesidad de presencia física.

La empresa tiene cerca de 30 trabajadores entre programadores, diseñadores gráficos y personal administrativo. Sus logros le han permitido no requerir de capital externo, lo que constituye una ventaja en cuanto al control y manejo de la empresa.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral