El anciano identificado como Toribio Vilca Quispe (80) fue hallado muerto ayer en la tarde en inmediaciones de la avenida Simón Bolívar y el jirón El Puerto. Los agentes de la División de Serenazgo y efectivos de la Comisaría Puno y Radio Patrulla, acudieron a la zona para las diligencias del caso.

Según algunos comerciantes y testigos, el longevo estuvo sentado en una vereda desde tempranas horas. Una joven comerciante dijo que alcanzó al indigente una taza de té y pan pero que este no la consumió. Agregó que horas más tarde, quiso darle un poco de yogur pero el anciano ya no reaccionaba.

La dueña de casa donde yacía recostado el longevo, alertó a los policías y serenos de que el varón estaría muerto. En un despliegue inmediato, los agentes del orden cercaron un perímetro para facilitar el trabajo de los peritos y la Fiscalía, quienes al término de su trabajo ordenaron el levantamiento del cadáver.

Algunos comerciantes referían que días antes el anciano caminaba cerca del mercado en busca de comida.

Horas después los familiares llegaron a la morgue y anotaron que hace días venían buscando a Toribio. Trascendió que el longevo tras una operación en ocasiones perdía la memoria

Edición digita

Canal Universal