Agraviado y denunciante Antonio Pacco Fernández.

Agraviado y denunciante Antonio Pacco Fernández.

CERCADO. El reclamo de unos ancianos que mensualmente cobran sus pensiones en el Banco de la Nación (BN) se convierte en una alerta para miles de jubilados en Arequipa que también reciben dinero mediante dicha entidad estatal.
Ya son constantes las quejas de los usuarios respecto al maltrato y pésima atención que reciben del personal administrativo y de ventanillas que labora en el Banco de la Nación.
Sin embargo, ningún acto despectivo o indiferente se puede comparar con el hecho de que a un jubilado le digan que ya retiró su dinero, cuando en realidad nunca lo hizo.
Si usted recibe su pensión en el BN o tiene familiares que lo hacen, tenga cuidado. Habría una mafia que se está apropiando del dinero de humildes pensionistas.

CASOS

Resulta sospechoso que por los menos 2 pensionistas denuncien que sus dineros desaparecieron de sus cuentas de ahorro como por arte de magia.
Don Antonio Pacco Fernández, como todos los meses, acudió a la sede del BN de la calle Piérola (Cercado) para hacer cola frente a una ventanilla. Fue el último 9 de julio.
Cuando le tocó su turno, le pidieron que ingrese su clave dos veces. Don Antonio -según cuenta- lo hizo con sumo cuidado y calma.
Pero la dama que lo atendió le dijo que su tarjeta tenía un problema, y que debía ir a otra área para renovarla.
“Yo pensé que solo tenían que darme otra tarjeta, y despreocupado fui adonde me dijo”, dice don Antonio.
En el mismo día, y en la misma agencia, le dijeron lo mismo a don Arcadio Lorena Pari. Le pidieron que ingrese su clave secreta en dos oportunidades. Y como la tarjeta tenía problemas, que debía cambiarla por una nueva.
Agraviado y denunciante Arcadio Lorena Pari.

Agraviado y denunciante Arcadio Lorena Pari.

DINERO DESAPARECIDO

Sin sospechar nada extraño, en distintos momentos de esa mañana del 9 de julio, ambos jubilados hicieron lo que les pidieron.
Don Antonio estuvo en el BN a eso de las 9:00, y don Arcadio, a las 11:00 horas. Lo que siguió a continuación les tomó por sorpresa.
Luego de que Antonio Pacco recibió su nueva tarjeta -según cuenta-, quiso retirar los S/ 1.680 que le depositaron como pensión, pero en la ventanilla le respondieron que no tenía dinero.
“Me dijo que ya no había plata, que yo ya la había sacado por el cajero a las 8 de la mañana, ¿cómo es eso posible si yo nunca saco mi dinero de cajero?”, dijo Antonio Pacco con lágrimas en los ojos.
Esperaba ese dinero, que era la suma de su pensión más su gratificación. Él se jubiló luego de trabajar en una empresa privada. “Tengo deudas, tenía que hacer pagos, ahora  no me dicen nada de cuándo me devolverán mi plata”, dijo el anciano.
Y lo mismo le sucedió a Arcadio Lorena. Luego de esperar cerca de 3 horas -según su testimonio-, le dieron su nueva tarjeta, pero al querer retirar un monto de S/ 1.396 que tenía en su cuenta, le dijeron que ya no había esa cantidad.
“A mi papá le dijeron que él ya había retirado el dinero, y efectivamente, según el registro de movimientos, se hizo un retiro de S/ 1.300 a las 8:30 horas, y otro retiro de 90 a las 12:00 horas”, señaló Rudy Lorena, hija de don Arcadio.
“¿Cómo pudo mi papá realizar estos retiros, si recién llegó al banco a las 11 de la mañana, y luego le dijeron que renueve su tarjeta?”, agregó.

DENUNCIA POLICIAL

Antonio Pacco, hijo de don Antonio Pacco Fernández, acompañó a su padre en diversos trámites y reclamos que resultaron infructuosos y desalentadores.
“Solo nos han dicho que hagamos un reclamo en el libro de reclamaciones, y ellos tienen hasta 30 días para responder”, dijo.
No obstante, contó que personal del BN les dijo que como el retiro fue fuera de la sede bancaria, ellos no tenían ninguna responsabilidad respecto al dinero desaparecido.
“Incluso el administrador del banco nos dijo que ellos no podían hacer nada, que no tenían nada que ver”, reclamó Antonio Pacco.
Indignados, padre e hijo se dirigieron a la sede de policial del Departamento de Investigación de Delitos de Alta Tecnología. “Allí nos dijeron que ya habían recibido varias denuncias similares”, resaltó.
Efectivamente, personal de dicha dependencia policial confirmó que no eran las primeras denuncias de este tipo, y que habría más casos iguales, por lo que iniciaron investigaciones por presuntos delitos informáticos.
Es en la sede policial donde don Antonio Pacco y Arcadio Lorena se dan cuenta que les ocurrió lo mismo.
“Yo voy a llegar hasta las últimas consecuencias, mi dinero tiene que aparecer”, exigió don Antonio.
Texto: Christian D. García Puma
cgarcia@editoramultimedios.pe

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad