Puno. A pesar de que la licencia de funcionamiernto de la discoteca Oscar cuenta con una acción de amparo del Poder Judicial, la Municipalidad Provincial de Puno, clausuró este local nocturno mediante la Resolución Gerencial N° 202, que sanciona el exceso de decibeles (potencia del sonido), que pasaba los 60, que es lo máximo permitido dentro del local, pues se registró 62 decibeles, percibido fuera de su infraestructura.
Por otro lado, el abogado defensor Alfredo Durán, llegó al lugar para recriminar las intenciones de cerrar la segunda puerta de acceso, argumentando que correspondía a otra numeración, y no a la que se hace referencia en dicho documento.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad