CORIRE. Un hombre identificado como Ivor Quille (39) fue detenido por hurtar y hacer pedazos la cruz mayor de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Corire.
Se trata de la cruz hecha de bronce que escolta al sacerdote en las procesiones de los santos y que tiene un valor aproximado de 3 mil soles.
El hecho ocurrió la tarde de último viernes, cuando el sujeto ingresó al templo y se dirigió hasta la sacristía, en un descuido de las monjas carmelitas, quienes realizaban el arreglo del altar de la Virgen del Carmen con motivo de su festividad.
El sujeto abandonó la parroquia con la cruz en manos y huyó con rumbo desconocido.
Unos moradores que observaron la sustracción dieron rápidamente aviso a la Policía. El indigente en estado de ebriedad se paseaba por las calles con el objeto de valor religioso.
Finalmente, Ivor Quille fue alcanzado por los custodios del orden en la avenida Progreso, pero la cruz de bronce se encontraba hecha pedazos.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral