TACNA. Un niño resultó gravemente herido cuando el balón de gas de su cocina explotó a pocos metros de donde se encontraba haciendo sus tareas escolares.
El menor fue identificado como Sebastián Z.O. (10) y resultó con quemaduras en el 10% de su cuerpo, siendo evacuado de urgencia al hospital Hipólito Unanue.
El accidente ocurrió la tarde de ayer en la vivienda ubicada en la manzana I, lote 3, del pueblo joven Augusto B. Leguía, donde solo se encontraba el niño y su abuela.
María Tacallaca Ortega estaba calentando la comida para su nieto y a la vez lavaba prendas de vestir en la lavandería, por lo que no se dio cuenta de que había una fuga de gas.
La explosión ocurrió a las 17:00 horas cuando la abuela salió de la cocina para colgar la ropa en el tendedero y Sebastián estaba haciendo sus tareas en la sala ubicada a pocos metros de la cocina.
Según la mujer, al escuchar el fuerte estruendo corrió a la sala y encontró al niño tendido en el piso. Miembros del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios de la compañía N° 135 de Hábitat llegaron al lugar y brindaron los primeros auxilios al menor, que gritaba de dolor.
Lamentablemente Sebastián presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en su rostro, pecho, hombro y pie derechos que cubrían un 10% de la piel de su cuerpo.
Los bomberos tuvieron que quitarle rápidamente la ropa antes de que se funda con las quemaduras y lo trasladaron al servicio de Emergencia del hospital Hipólito Unanue, donde fue internado en el servicio de Cirugía Infantil y Quemados (Serciquem).
Agentes de la comisaría Augusto B. Leguía quedaron a cargo de las diligencias de ley en la vivienda de la familia, que terminó con daños materiales.

Edición digita

Canal Universal