Puno. ¡Las ve negra! La situación legal del congresista electo Moisés Mamani Colquehuanca se encuentra en una etapa crítica después de que la II Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, consolidara nuevos elementos de convicción en las que también se le involucra por haber mentido sobre su experiencia laboral, citando empresas que ya no existen y porque su sueldo de S/ 460 mil anuales no tiene justificación. Lo que podría costarle su cargo de congresista.

Mamani Colquehuanca, apodado como “El Padrino”, no solo deberá esclarecer la veracidad de sus estudios de primaria y secundaria, sino que ahora tendrá que responder por haber presentado documentos falsos para ingresar a la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (Uancv), mentir en su experiencia laboral aduciendo que habría trabajado como gerente general de la Empresa Eservip SRL. Desde el 2005 al 2015, la misma está dada de baja desde enero del 2009.

Las cosas se complican cuando Mamani declaró ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que percibe ingresos mensuales de S/ 38 mil 833, o sea S/ 460 mil anuales, sin tener justificación alguna, ni empresa a su nombre o empleo formal conocido. Según el argumento de la parte denunciante.

Hasta este punto la responsabilidad procesal recae en el procurador del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), en representación del Estado.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad