Un equipo de paleontólogos halló en el sur de Bolivia una huella de 1,15 metros de un terópodo Abelisaurio, un dinosaurio bípedo y carnívoro que vivió en el hemisferio sur hace alrededor de 80 millones de años, y que es más grande que lo conocido hasta ahora en el país, informaron fuentes del grupo.

El hallazgo en la zona de Maragua, en el municipio de Sucre y a 64 kilómetros de la ciudad homónima, podría ser una de las huellas más grandes de dinosaurios de este tipo en el mundo, explicó a Efe el paleontólogo Omar Medina, de la Red Boliviana de Paleontología.

Medina precisó que la antigüedad de la huella está entre 78 y 80 millones de años y destacó la importancia de Maragua para la paleontología, ya que cerca de allí se han descubierto miles de huellas de otros dinosaurios, tanto carnívoros como herbívoros.

 

fleming

Edición digita

Publicidad