El presidente Pedro Pablo Kuczynski manifestó hoy que quiere para el Perú una “revolución social”, que lleve al Perú a ser un país moderno, más justo, más equitativo y más solidario en los próximos cinco años.

Un país moderno significa, según explicó, que las desigualdades entre los más pobres y lo más ricos deben resolverse aumentando el ingreso de los más pobres.
“¿Cómo poner más dinero en el bolsillo de los peruanos? Emparejando el acceso a servicios esenciales que hoy son escasos o inexistentes y, por tanto, extremadamente costosos”, refirió.
Según dijo, ese objetivo será alcanzado también cerrando las brechas en acceso a la salud y seguridad social,  poniendo el bienestar de las personas como el objetivo fundamental de cualquier cambio o reforma, y buscando la complementariedad del sector privado con el público.
“Llegaremos al 2021 como un país desarrollado y sin crimen, añadió, durante su Mensaje a la Nación en el Congreso de la República. “Para el 2021, año del Bicentenario quiero que la lucha contra la anemia haya desaparecido y reducir las cifras de mortalidad materno-infantil”, indicó el mandatario.
Señaló que el gobierno buscará fomentar un país serio y con palabra, que tenga el mejor clima de negocios del continente. “Queremos una sola República, firme y feliz por la Unión”, sentenció.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui