CERCADO. El primer mensaje del presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski fue calificado por la gobernadora regional Yamila Osorio y el alcalde provincial Alfredo Zegarra como un discurso lleno de esperanzas y optimismo para el país.

Ambas autoridades arequipeñas están convencidas de que el mandatario tiene reservado un mensaje especial para Arequipa, que será dado a conocer en el aniversario de la ciudad, pues afirman que el presidente Kuczynski se siente agradecido con la región.

Yamila Osorio: “Ha sido un discurso que transmite optimismo, que está cargado de esperanzas y nos anima a soñar con lograr un mejor desarrollo del país. Además, presenta una visión de modernidad al próximo bicentenario de la Independencia del Perú en el año 2021. Es importante resaltar que es un discurso diferente al que estamos acostumbrados escuchar en un cambio de mando presidencial, porque el mandatario peruano no enumeró una relación de obras específicas para el país, sino que dio lineamientos claros y contundentes en los temas de salud, educación, infraestructura, lucha contra la corrupción y la formalización que hace falta para que el país se desarrolle y sea más productivo”.

Alfredo Zegarra Tejada:”Hay mucha esperanza en el presidente, aunque hoy (ayer) dio un mensaje muy genérico, más detallista será la presentación del nuevo gabinete ante el Congreso. Nos parece bueno que dijera que en seis meses se acabará con las trabas que genera el SNIP, eso nos permite confiar que se aprobarán ejecución de las obras del SIT. Además, nosotros el 5 de agosto tenemos una reunión pactada con el presidente, donde le pediremos nos ayude a ejecutar obras de vital importancia que esperemos sean anunciadas para ejecutarse en su visita a Arequipa el próximo 14 de agosto. Falta asegurar presupuesto para obras viales, más agua y desagüe para los pueblos, pero no para las invasiones, eso sí está muy claro, no para los invasores”.

MENSAJE PRESIDENCIAL
El discurso del nuevo presidente duró poco más de 39 minutos. Dijo presentar al país un mensaje lleno de esperanza. Pidió paz y unión para evitar el divisionismo. Su idea principal es realizar una revolución social en el país. En ese sentido, dijo que trabajaría cinco puntos: dar agua y desagüe, mejorar la educación, la salud, formalizar el país, construir infraestructura de desarrollo y luchar contra la corrupción, la discriminación y la inseguridad.
Mencionó que mejorará la calidad educativa, y le dijo a los docentes: “Maestros, cuento con ustedes. Sin ustedes, este sueño imposible. Pero con ustedes, todo lo es”. A los policías y efectivos de las Fuerzas Armadas les aseguró que sus bonos serán pensionables.
Se comprometió que a partir de enero del próximo año se reducirá el IGV en un punto porcentual, de 18% a 17%, y habrá un tratamiento tributario especial para la pequeña y mediana empresa.
Con respecto a los conflictos sociales que podrían presentarse durante su gobierno, dijo: “No iremos contra la voluntad del pueblo. Así lo dije en la campaña y esa es mi promesa”.
La única región a la que se dirigió con nombre propio fue Iquitos, al recordarla como cuna de su infancia. Se comprometió a interconectarla vía terrestre con el resto del país.
Kuczynski fue breve en su mensaje. El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, quien junto a su gabinete se presentará la próxima semana ante el Congreso, para solicitar su confianza, tendrá que ser más profundo.
“Estoy seguro de que el Congreso escuchará con atención estas propuestas simples y que yo considero sensatas”, dijo.
Al culminar su discurso recibió una vez más la indiferencia de los congresistas fujimoristas, quienes no aplaudieron en ningún momento al presidente.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad