Un nuevo atentado al patrimonio cultural se produjo en Paracas, luego de que un grupo de personas, algunas residentes de este distrito, a bordo de camionetas, un auto y una cuatrimoto, irrumpieran en un área intangible donde se ubica la figura del candelabro.

Este grupo de personas deslizaron sus vehículos por todo el cerro que colinda con el candelabro, en un área aproximada de 500 metros de largo y 100 metros desde la falda a la cima del cerro.

Gracias a unos guías de turismo, que en ese momento regresaban con pasajeros en un deslizador desde las islas ballestas, comunicaron a los guardaparques lo que estaba sucediendo, quienes en el acto se acercaron al lugar para impedir que los sujetos se acercaran a la figura.

Asimismo, lograron detener a una de estas personas mientras que otros se dieron a la fuga, aunque fueron capturados en la garita de control por personal de la Policía Nacional, quienes lo llevaron a la comisaría de Paracas para realizar la denuncia correspondiente.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad