El incendio forestal que se inició el fin de semana en la provincia puneña de Sandia aún continúa, y ya ha causado daños en cerca de 2,000 hectáreas de bosques y provocado daños en 8 personas quienes resultaron heridas con quemaduras de primer grado y conjuntivitis.

También han resultado con lesiones de consideración en el cuerpo por la caída de rocas, durante labores de control del fuego.
Las personas afectadas por el incendio forestal fueron evacuadas a los establecimientos de los distritos de Cuyo Cuyo y Sandia, donde reciben asistencia médica, informaron las autoridades de Salud.
El fuego que consume la flora y la fauna de la selva de Puno aún no es controlado, siendo uno de los obstáculos la agreste geografía que presenta la selva puneña, informó Miguel Quispe, alcalde provincia de Sandia.
Indicó que bajo un acuerdo municipal se declaró en situación de emergencia a toda la provincia de Sandia a fin de poder atender a las comunidades y poblaciones afectadas. Sin embargo, se adelantó que en otras zonas de la selva de Puno se registran también incendios forestales, por lo que es urgente el apoyo de Indeci Puno y de Lima con helicópteros para sobrevolar toda la selva y evaluar la real dimensión de los daños.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap