La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)solicitó a sus países miembros, países observadores y donantes, para que incrementen sus esfuerzos para que pueda retomar su programa de trabajo y cumplan con el mandato y las funciones asignadas por los Estados, al vencerse los contratos del 40 % de su personal y no contar con los fondos para renovarlos.

A raíz de este grave problema, la entidad informó que debió suspender la realización de las visitas previstas durante este año, así como los Periodos de Sesiones 159 y 160, programados para julio y octubre.
“No obstante los aportes recibidos y anunciados, la crisis no ha sido superada. La sustentabilidad financiera de la CIDH a mediano y largo plazo no está garantizada”, señala la CIDH.
Según dijo, a pesar de la crisis continúa recibiendo y procesando peticiones, casos y medidas cautelares, monitoreando la situación de derechos humanos en los países miembros de la OEA, y cumpliendo con los demás aspectos de su mandato.
“La Comisión Interamericana realiza un nuevo llamado a los países miembros, países observadores y la comunidad internacional a aportar recursos financieros adicionales para poder retomar las funciones esenciales que se deben desarrollar para el cumplimiento de su mandato”, añadió.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap