CERCADO. Dar de lactar a un niño es uno de los actos más naturales que existe. Sin embargo, en los últimos años han comenzado a aparecer barreras sociales y culturales que dificultan a las madres cumplir con alimentar a sus bebés con su pecho. En Arequipa, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) de 2015, solo el 65,7% de las madres dan lactancia exclusiva a sus bebés menores de seis meses. El resto opta por utilizar enteramente leche de fórmula o combinarla con la leche materna. Esta cifra es preocupante no solo porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la lactancia materna debe ser el único modo de alimentación del bebé durante los primeros seis meses de vida, sino también porque en 2014 la lactancia materna exclusiva llegaba a un rango del 76,9%. En 2013, la cifra estaba en 78,2%.
Según la responsable de la estrategia “Vida Sana” de la Gerencia Regional de Salud, Lucy Castañeda, una de las razones de este retroceso son las campañas publicitarias que promocionan a las leches artificiales como “más nutritivas” y “prácticas”. “Se vende la idea de que una leche de fórmula, a diferencia de la leche materna, tiene complementos vitamínicos. Además, como las madres tienen la exigencia del trabajo, buscan alternativas que les demanden menos tiempo, sin tomar en cuenta que la leche que producen es mucho más rica, saludable y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico”, dice Castañeda. Otra de las causas de esta disminución de las cifras de lactancia materna en la región es la actitud del personal en los establecimientos de salud, que no siempre promueven que los recién nacidos estén con sus madres desde el inicio y pueda alimentarse sin recurrir a las fórmulas maternizadas. Según el Endes 2015, solo el 38% de las madres en Arequipa dieron de lactar a sus bebés en la primera hora de nacimiento. Un año atrás la cifra en la región era de 45%. Cabe mencionar que la meta de madres que dan de lactar a sus bebés en la primera hora debería ser 90,7%.
BARRERAS Y OBSTÁCULOS
Esta tarde de agosto una decena de madres, miembros de la organización Criar con el Corazón, se han reunido en una terraza del Centro Histórico para dar su testimonio sobre los obstáculos para amamantar a sus bebés luego de que dieron a luz en hospitales de la ciudad. Por ejemplo, Valery Portocarrero cuenta durante la reunión que cuando dio a luz a su primera hija, debido a que fue sometida a una cesárea, estuvo más de doce horas separada de su bebé. Luego, cuando la tuvo en brazos e intentó amamantarla, el personal del hospital le aconsejó darle fórmula. “Me decían que estaba muy débil para darle de lactar a mi hija. Incluso mellan tu autoestima y seguridad diciéndote que no te has preparado adecuadamente para la lactancia y por eso no te sale leche”, dice Valery.
Otras madres indican que es el propio entorno familiar el que cuestiona que las madres les den de lactar a sus bebés. “Aparece gente a tu alrededor que te dice que dar pecho es esclavizante y que con los biberones todo es más fácil. Hay una presión para que le des fórmula y a veces es complicado ir contra eso”, comenta Érika, quien tiene un bebé de dos años. “¿La suegra o la tía nos dicen hasta cuando vas a darle pecho a tu hijo? Se va a volver dependiente”, cuenta Silvia Lucía Esquivel, otra participante en la charla.

MADRES EMPODERADAS
Vicky Arias, integrante de Criar con el Corazón, indica que las madres actualmente no están lo suficientemente empoderadas debido a la falta de información. “En los centros de salud te preparan para el embarazo y el parto, pero se olvidan de la lactancia. Y por ello hay muchos mitos alrededor que hacen que las mujeres tengan hasta vergüenza de dar de lactar a sus hijos en la calle”, comenta Vicky, quien dio a luz a sus bebés en su casa para evitar el estrés de un hospital.
Para fomentar la lactancia en espacios públicos y crear conciencia sobre los beneficios de la leche materna, este sábado, a las 3 p.m., el grupo Criar con el Corazón organizará un evento denominado “La Lactada” en la Plaza Mayor de Arequipa. Durante esta actividad, que se desarrollará por tercer año en la ciudad, se busca reunir a decenas de mujeres amamantando en simultáneo. Además, se entregará folletos informativos sobre lactancia y se brindará consejería a las madres. El objetivo de “La Lactada” es hacernos recordar que ver en la calle a una madre dándole el pecho a su hijo es algo tan normal como respirar.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap