CERCADO. En las farmacias y boticas de Arequipa pueden adquirirse psicotrópicos sin receta médica. Estas sustancias, debido a que afectan la actividad cerebral y el funcionamiento del sistema nervioso generando cambios en el estado de conciencia (somnolencia) y percepción (funcionamiento de los sentidos), solo deben administrarse luego de ser prescritas por un médico.
Sin embargo, según las evaluaciones de la Dirección Regional de Medicamentos, Insumos y Drogas (Diremid) de la Gerencia de Salud, el 13% de los establecimientos privados de expendio de medicamentos venden psicotrópicos sin exigir receta. Entre las pastillas más comunes que pueden comprarse están el Alprazolan, Diazepam y Clonazepam, que tienen propiedades hipnóticas y ansiolíticas y suelen utilizarse para tratamientos de trastornos del sueño, estrés y depresión.
La jefa de la Diremid- Arequipa, Carola Jaén, advierte que la venta sin control de estos medicamentos es altamente riesgosa ya que pueden utilizarse para dopar a personas (“pepear” en el argot policial) y cometer actos delictivos. “Además, como estas pastillas son administradas sin seguir una dosis indicada profesionalmente, pueden llevar a quien la tome a una intoxicación severa que incluso puede poner en riesgo su vida”, añade Jaén.
En los servicios de emergencia de los hospitales de la ciudad todos los días se reciben a “pepeados” que llegan inconscientes por haber ingerido alguna sustancia desconocida. De acuerdo a las estadísticas del hospital Goyeneche, entre marzo y junio de este año ingresaron por emergencia 83 casos de personas que sufrían los efectos de una intoxicación por drogas, medicamentos y otras sustancias no especificadas. De acuerdo a los médicos de emergencia del Goyeneche, casi el 80% de los afectados habían sido asaltados y, aparte de los daños por la intoxicación, tenían cortes y contusiones en el cuerpo.
TRABAJO EN BANDA
El jefe de la Región Policial Arequipa, Gral. PNP Enrique Blanco, indica que las bandas de “peperos” suelen actuar en los locales de diversión nocturno de la Variante de Uchumayo, la avenida Dolores y Jesús; y en las discotecas del Centro Histórico ubicadas en San Francisco, Palacio Viejo, Ugarte y Zela. “Identifican a personas que se quedan solas y usan a féminas para distraerlos y hacerles ingerir las sustancias mezcladas con alcohol. También buscan congeniar con sus víctimas para invitarles un trago y doparlos. Actúan en grupo porque necesitan movilizar a sus víctimas fuera de los establecimientos para desvalijarlos”, explica Blanco.
EFECTOS al ORGANISMO
¿Por qué una persona que consume psicotrópicos en exceso queda indefensa? El decano regional del Colegio Químico Farmacéutico, Aníbal Díaz, explica que estas sustancias producen una depresión general en el sistema nervioso e introducen a la persona en un estado de sopor y pérdida de sensibilidad conocido como narcosis. Además, una sobredosis de estos fármacos puede afectar el funcionamiento del aparato respiratorio y cardíaco. “Por eso los psicotrópicos deben tomarse bajo vigilancia y durante un periodo limitado de tiempo. Pero si se combinan con alcohol, como en los casos de “pepeados”, el efecto puede multiplicarse y causar efectos mortales”, señala Díaz. En Arequipa ya se han dado casos de personas que fallecieron luego de ser dopados con psicotrópicos. Hace unas semanas, un joven minero de Secocha (Camaná) murió luego de ingerir una sustancia desconocida que dos mujeres le colocaron en su vaso de cerveza. Meses atrás, en un hotel de Miraflores otro joven apareció tirado en el suelo luego de ingresar con dos damas que le habían inducido al sueño. La sobredosis lo mató.

 

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral