YURA. No tienen aulas, centro de cómputo, ni laboratorios. Aún así, los 68 alumnos del nivel secundario de la I.E. El Altiplano, del distrito de Yura, estudian en el turno de tarde (desde las 12:30 horas hasta las 5 de la tarde), en salones prestados del nivel primario y exponiendo su integridad. Es que cuando salen de sus clases y vuelven a sus hogares, se encuentran con gente de malvivir.
La I.E. El Altiplano es la única que cuenta con el nivel secundario en la zona. Por eso, cientos de escolares deben ir a estudiar a otros distritos o al Cercado de la ciudad.
El grado secundario recién se aperturó este año, luego que los padres de familia exigieran el servicio educativo al programa Acceso del Ministerio de Educación.
Para ello, destinaron 8 docentes, pero no se construyó nuevos pabellones en los 6 mil metros cuadrados aledaños a la escuela. El programa Acceso se comprometió a elaborar los expedientes a inicios de año y arrancar la obra en octubre. Pero todo quedó en promesa.
El director del colegio, Juan Mamani Quispe, mostró su preocupación ante esta situación. Según alertó, para el 2017 habrá más estudiantes de nivel secundaria
y será complicado seguir usando las aulas de primaria, ya que los docentes han indicado que se dificulta el desarrollo de las labores de los estudiantes de primaria.
Según Mamani, el programa Acceso se comprometió a culminar el nuevo colegio antes del inicio del año escolar 2017. “La proyección de nosotros es albergar a los jóvenes de las más de 12 asociaciones cercanas, ya que por esta zona no existe otro colegio y en el distrito solo hay 4 con nivel secundario”, aseveró.

Texto: Carmen Meza Tiga

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad