El empleo informal creció en la región Arequipa. De acuerdo a las estadísticas del Observatorio Socio Económico Laboral (Osel) Arequipa, elaboradas en base al Enaho 2015, el 66,1% de la población económicamente activa (PEA) ocupada trabaja en la informalidad. En comparación a la medición de 2014, hubo un incremento de 1,5% en el empleo informal.
De acuerdo a los últimos datos del Osel, los trabajadores que no contaban con contrato ni beneficios laborales como seguro social, vacaciones y gratificaciones llegaban a 440 mil 316, casi 8.000 más que en 2014.
Dentro del grupo de trabajadores jóvenes el incremento de la informalidad fue mayor, ya que pasó de 62,1% en 2014 a 64,2% en 2015.
Por otro lado, el número de trabajadores independientes en la región aumentó hasta el 33,7% de la PEA Ocupada. En 2014, esta categoría ocupacional llegaba solo al 31,6%. Según el coordinador del Osel Arequipa, Freddy Machaca, este tipo de trabajadores son más vulnerables ya que desarrollan sus actividades económicas de forma personal y sin mantener un vínculo legal o administrativo con las empresas privadas o instituciones privadas a quienes les brindan los servicios.
“El incremento de este ítem es también un indicador del avance de la informalidad ya que los independientes solo remiten recibos por honorarios y no tienen definido el tiempo que durará su relación laboral con las entidades para las cuales colabora”, explica Machaca.
En esa línea, según las mediciones de Osel, el número de asalariados (públicos y privados) disminuyó de 55,1% a 53,6% entre los años 2014 y 2015.
POCO PRODUCTIVOS
Otra de las razones del incremento del empleo informal es la mayor participación de los trabajadores arequipeños en ramas de actividad poco productivas como el comercio y los servicios. El sector comercio, en 2014 empleaba al 8,9% de la PEA ocupada. Al año siguiente, según el reciente estudio de Osel Arequipa, representaba el 17,8%. En el servicio, el incremento fue ligero, de 43,3% en 2014 a 43,6% en 2015, pero este sector sigue empleando a la mayor cantidad de la población.
En comparación, otros rubros mejor remunerados como la construcción solo emplean al 7,9% de la PEA Ocupada. El año anterior, los trabajadores en este sector llegaban al 17,3%. Un trabajador del sector construcción recibe una remuneración promedio de 1.782 soles. En comercio y servicios, el pago mensual promedio es de 1.316 soles y 1.551 soles, respectivamente. En el sector extractivo, que emplea al 20,4%, el salario promedio llega a los 3.000 soles.
Según el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) – sede Arequipa, Lenie Carpio, la coyuntura electoral de los últimos tres años (elecciones regionales 2014 y presidenciales en 2016) generó un clima de desconfianza para la ejecución de obras públicas y privadas. “Por esta razón la actividad constructora formal cayó en 17% y la informal – denominada autoconstrucción – bajó hasta en 35%”, informa el presidente de Capeco.

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral