CERCADO. Según representantes de instituciones que tienen que ver con la administración de justicia de Arequipa, los casos de violencia contra la mujer han aumentado hasta en más del 100%.
El presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Jhonny Cáceres Valencia, dio a conocer que del 25 de noviembre del 2015 hasta el 31 de julio del 2016 (poco más de 8 meses) se ha registrado 11.659 casos, cuando de enero a noviembre del 2015 (10 meses) los casos apenas llegaron a los 5 mil.
La mayoría de las víctimas son mujeres casadas o convivientes.
Estas declaraciones las dio ayer en horas de la mañana durante la presentación de la Mesa Regional de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y Sexual. Cáceres Valencia acotó que el 60% de las denuncias presentadas en lo que va del año son por violencia psicológica (insultos y agresiones verbales).

unidos
Diferentes instituciones como el Poder Judicial, Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, Centro de Emergencia Mujer y Gerencia Regional de Salud se unieron para combatir este mal social, que muchas veces termina en muerte.
Luego de la violencia psicológica está la mixta (insultos y golpes), con un 20%. Siguen la violencia física, con un 15%, y la violencia económica (padres que no pasan una pensión), con el 5% del total de los hechos de agresión.
Los casos de violencia contra la mujer han aumento, pero no los feminicidios. Según cifras de la PNP, solo se ha registrado 4 casos en lo que va del año, cuando el 2015 se cerró con 14 víctimas mortales.
El rechazo masivo, contundente y mediático a agresiones que terminan en muerte puede estar teniendo sus efectos. Sin embargo, la violencia sigue creciendo.
trabajo y reformas
La ley N° 30364 dispone que debe darse todas las garantías necesarias a la víctima, así como acelerar el proceso de violencia dentro del seno familiar. Además, resolver a la brevedad posible estos casos, con sentencias efectivas y medidas correctivas necesarias.
Pero para el Dr. Cáceres Valencia, esto no puede ser aplicado en su totalidad, pues no cuentan con los suficientes magistrados para resolver los casos en 72 horas.
Por su parte, el presidente de la Junta de Fiscales, Hugo Ramos Hurtado, explicó que tienen que aplicar la ley tal y como figura en el código penal, y actualmente sus fiscales de familia vienen trabajando hasta horas extras para resolver los casos lo más pronto posible.
El presidente de la Corte señaló que en Arequipa el 60% de los casos denunciados se encuentra en el Módulo de Justicia de Cerro Colorado, y que por ello han designado a dos jueces más para que laboren en dicha jurisdicción.
La administración de justicia también necesita técnicos, psicólogos y personal administrativo para agilizar los procesos en todas sus instancias.
“No solo queda en la sentencia; tenemos que dar garantías a los afectados, asesoría psicológica, entre otros temas, y el presupuesto es muy poco”, dijo el magistrado.
Mayor conciencia al denunciar
Las denuncias en las comisarías no se quedan atrás. La mayor PNP Yanet Rodríguez, de la Oficina de Protección y Seguridad Ciudadana, indicó que solo de enero a junio del 2016 se han registrado 7.968 denuncias en Arequipa.
Esta cifra es mayor a la obtenida de enero a junio del 2015, lapso en el que se registró 6.500 denuncias.
“Este incremento nos hace ver que ahora existe mayor conciencia por parte de la población femenina, y eso es bueno porque estos casos de violencia pueden terminar en feminicidios si es que no son denunciados en su momento”, dijo la mayor de la Policía.
Acotó que ahora existe personal policial capacitado para recibir las denuncias de las mujeres que han sido víctimas de maltrato, y que lo que se quiere es desterrar la visión “machista” que se tiene del efectivo policial.
Al término de la presentación de dicha mesa de trabajo, las diferentes autoridades se pronunciaron sobre la marcha de “Ni una menos”, que se realizará en diferentes ciudades del Perú este sábado 13 de agosto.
Pidieron a la población marchar de manera pacífica.

Texto: Juan Guillermo Mamani

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral