Aunque las medallas olímpicas son un reconocimiento al talento individual, detrás de los logros de un deportista de alto rendimiento está el financiamiento que su nación le brinda para que pueda entrenarse y desarrollar sus habilidades al máximo. Por esta razón, el medallero de los Juegos Olímpicos de Río 2016 actualmente es liderado por Estados Unidos, Reino Unido y China, países que invierten millonadas del presupuesto público en el sector deporte. Las 83 medallas que suman los gringos (28 de oro, 28 de plata y 27 de bronce) en estas Olimpiadas tienen que ver mucho con los más de 1,000 millones de dólares al año que, según Forbes, invierte el gobierno de Barack Obama en impulsar el deporte.
Por ejemplo, China, para obtener las 100 medallas en Pekín 2008, gastó alrededor de 4,500 millones de dólares en sus deportistas la década anterior a la competencia que organizaron. Pese a que su presupuesto para estas Olimpiadas no es tan alto, su inversión en años pasados le sigue dando buenos resultados ya que – hasta el día 11 de los juegos – el gigante asiático sumaba 49 preseas, entre ellas 16 de oro.
Comparar estos enormes presupuestos con los 37 millones de soles (poco más de 11 millones de dólares) que el gobierno de Perú asigna anualmente a impulsar el deporte profesional es risible. Quizás por esta razón, solo el nadador estadounidense Michael Phelps con sus 23 medallas en cuatro participaciones olímpicas (2004, 2008, 2012 y 2016) tiene seis veces la cantidad de preseas que Perú ha obtenido en todas sus participaciones olímpicas. Desde el debut de las delegaciones peruanas en los Juegos Olímpicos de Verano de París 1900, solo se ha logrado 4 medallas (1 de oro y 3 de plata).

 

China, para obtener las 100 medallas en Pekín 2008, gastó alrededor de 4,500 millones de dólares.

Pero el dinero no es el único factor que asegura medallas en una competencia. La revista Forbes República Dominicana hizo en 2015 un ranking de cuáles eran los países latinoamericanos que más han invertido en deporte. Brasil lideraba esa lista con casi 843 millones de dólares con miras a los Juegos Olímpicos de los cuales es anfitrión este año. Sin embargo, los cariocas hasta el martes estaban en el puesto 15 del medallero ya que solo habían ganado 11 preseas. México y Chile, quienes según la revista, invirtieron 233 y 213 millones de dólares, respectivamente, hasta ahora no han ganado nada en Río 2016.
¿Qué otros factores influyen? A inicios de agosto, BBC Mundo dio a conocer un modelo de predicción elaborado por especialistas del Instituto de Investigación de Economía Leibniz (Alemania), donde los países con mayor probabilidad de obtener medallas en las Olimpiadas eran Estados Unidos, China, Rusia y Gran Bretaña. Esta tabla toma en cuenta, además de los factores población y riqueza, la “cultura deportiva” de un país, concepto que está relacionado a la cantidad de gente que practica deporte y el reconocimiento social que tiene una victoria deportiva dentro de una nación.
En Perú, en donde el mayor gesto de los gobernantes para impulsar el deporte es realizar una jornada semanal de aerobics en Palacio de Gobierno, aún estamos lejos de que nuestros seleccionados –pese a su enorme talento y esfuerzo– puedan competir al más alto nivel.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral