CORIRE. El efectivo policial Juan Corrales Aquise sufrió la fractura de la pierna izquierda tras recibir una pedrada de unos revoltosos que se atrincheraron en un terreno que tiene orden de desalojo.
El hecho ocurrió el 17 de agosto al promediar el mediodía cuando 60 policías se dirigieron hasta el sector de Sahuaní, al sur de Corire para cumplir con la disposición judicial de desalojo.
Al llegar, encontraron en el sector Cantera a unos 40 revoltosos que acantonados quemaban llantas e impedían el paso en la vía carrozable que une Torán con Sahuaní. El personal policial despejó la zona pero en su intento, el efectivo policial recibió la contundente pedrada.
Corrales fue trasladado hasta el centro de salud de Corire donde fue diagnosticado con contusión en el pie izquierdo y descartar fractura.
Hasta Sahuaní llegó personal del Poder Judicial para proceder al lanzamiento con las partes interesadas pero se suspendió porque no existían puntos delimitantes exactos ni peritos en demarcación.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad