CERRO COLORADO. Virginia Minaya tiene 60 años y está emocionada con la idea de ser parte de una asociación de microempresarias textiles de Cerro Colorado.
Con una sonrisa pintada en su rostro, comenta que ya ha recibido la capacitación sobre gestión y planes de negocio.
Para ella, la edad no es inconveniente. “Me parece que es importante que nos organicemos para poder trabajar. Ahora nos están enseñando a confeccionar prendas de vestir”, expresó.
Ella es una de las 180 personas, la mayoría mujeres, que forman parte de la capacitación en textil industrial que viene dictando la municipalidad cerreña de manera gratuita.
Para ello, han aperturado tres locales donde se dicta las clases en diferentes horarios, para una mayor comodidad de los participantes.
El subgerente de Mype y Turismo de la municipalidad de Cerro Colorado, Gérber Romero Trujillo, informó que la intención no solo radica en brindar la enseñanza sino también en apoyarlos para que puedan asociarse y prestar sus servicios a nivel distrital y regional.

EMPORIO TEXTIL
Según el funcionario, han identificado que existe un promedio de 45 ‘mypes’ de textiles formales en el distrito y otra cantidad similar que trabaja de manera informal.
“Si a ello le sumamos las personas que han iniciado su capacitación, tenemos una cantidad adecuada para formar una asociación”, aseveró.
La intención de la Municipalidad Distrital de Cerro Colorado es organizar y asesorar a un promedio del 60% de este grupo, y con ello conseguir que Cerro Colorado sea un emporio textil.
Gérber Romero Trujillo recordó que Lima es la primera ciudad en textiles y en segundo lugar se encontraría Arequipa. “No es un sueño, es solo cuestión de cumplir los objetivos que ya nos hemos trazado”, recalcó.

DARÁN FACILIDADES
Además de la enseñanza en el uso de las diversas máquinas para la elaboración de una variedad de prendas de vestir, la municipalidad de Cerro Colorado hará de intermediaria con empresas y entidades para que los egresados del curso puedan ser proveedores.
Inicialmente podrán utilizar las máquinas de la municipalidad y luego, con las primeras ganancias, podrán adquirir su propia maquinaria, y de esa manera lograrán implementar su taller.

Texto: Carmen Meza Tiga
cmeza@editoramultimedios.pe

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral