CORIRE. Cerca de 200 pobladores de Corire salieron ayer a las calles con carteles en mano pidiendo justicia para el docente de matemática Pepe Cruz Céspedes, quien el domingo pasado fue enviado por 9 meses a la prisión de Pucchún, acusado por un estudiante de 16 años de haber abusado de él sexualmente.
Los moradores llegaron hasta la plaza 28 de Julio, y exigieron al alcalde Ramón Zegarra Prado que los acompañe en su marcha de respaldo a favor de Cruz Céspedes, quien siempre mostró una conducta intachable. Ellos creen en su inocencia.

QUINTANA SEPARADO
Los manifestantes pedían la libertad de Cruz Céspedes y acusaban al párroco Martín Quintana Palacios de estar involucrado en el caso de abuso de libertad sexual contra el estudiante de 16 años. También aseveraron que Quintana, encargado del colegio Nuestra Señora del Carmen, nunca rindió cuenta de las pensiones pagadas cada mes y que tenía un mal actuar, incluso dijeron haberlo visto bebiendo en las fiestas religiosas.
Tras la exasperación de la población que levantó su dedo acusador contra el párroco, arribó hasta Corire el obispo Jorge Izaguirre, quien señaló que el padre Martín Quintana ha sido separado de la parroquia porque tiene responsabilidad administrativa en el caso de violación contra el menor.
“Los responsables lo determinan las investigaciones de la fiscalía. En mi condición de obispo, frente a este caso tan grave, he removido inmediatamente al padre Martín, le he pedido que vaya a Camaná mientras dura la investigación”, expresó. Dijo que la Iglesia no protege a nadie, salvo a la víctima, al inocente.

INVESTIGAN ALBERGUE
Monseñor sostuvo que ante el abuso sexual contranatura cometido al interior del albergue San José, dará todas las facilidades al Ministerio Público para que se investigue si existen más casos de vejación contra los menores internados.
“El albergue cobija a jóvenes pobres. No permitiremos maltratos”, finalizó.

Texto: José Martínez Pinto
redaccion@editoramultimedios.pe

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad