BRASIL. Río se despidió ayer de sus Juegos con una gran fiesta, antes de que su compleja realidad le despierte hoy de su sueño olímpico.
Música tradicional, baile y mucho color, fue lo que primó en la clausura, siendo el objetivo de meter en el estadio a las calles de Río y sus sonidos, la esencia de esta ciudad multicolor.
Por otro lado, la alcaldesa de Tokio, Yuriko Koike, recibió de manos de su homólogo de Río, Eduardo Paes, y del presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, la bandera olímpica como gesto simbólico del inicio de la cuenta atrás para los Juegos de 2020.
La entrega de la bandera olímpica, uno de los momentos más solemnes de la ceremonia que cierra el telón de los Juegos de 2016, fue seguida por la interpretación del himno japonés.

 

Tabla de medallas

Tabla de medallas

 

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad