Marcelo Subia Durand, está dos años bajo la protección de la Sociedad de Beneficencia Pública de Arequipa, y en este tiempo ha logrado recuperar la habilidad que aparentemente había olvidado mucho tiempo atrás, cuando deambulaba por las calles en calidad de mendigo.
Gracias a un programa de recuperación y reinserción, además de la atención especializada del personal del Centro de Atención Residencial “El Buen Jesús”, Don Marcelo a sus 77 años pudo recuperar el arte y la creatividad.
Este esfuerzo fue premiado ayer, por la “Mesa de Concertación del Adulto Mayor”, en la categoría de “Belleza de la vejez”, por ser el abuelito más habilidoso y creativo de Arequipa.
La Beneficiencia tiene bajo su cuidado a 56 albergados que reciben clases de manualidades, ocupación que los ayuda a sentirse útiles y activos. 

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui