CERCADO. Uno de los lugares comunes para explicar el fracaso del gobierno de José Luis Bustamante y Rivero (JLBR) es decir que “era un presidente para Suiza, no para el Perú”. En un país en donde usualmente no se respetan las leyes y las costumbres democráticas no tiene muchos adeptos, la aparición de una figura política que tiene como principal meta establecer la institucionalidad y alejar a la corrupción de la gestión pública puede generar sospechas, desconfianza e, incluso, burlas.
Quizás por esto, José Luis Bustamante y Rivero, presidente de la República de 1945 a 1948, debido a su honestidad y culto al orden constitucional fue acusado injustamente de ser un gobernante débil que se dejó arrebatar el poder por un golpe militar. Sin embargo, como recuerda Mario Vargas Llosa en su libro de memorias El Pez en el Agua: “Bustamante y Rivero gobernó como si el país que lo había elegido no fuera bárbaro y violento, sino una nación civilizada, de ciudadanos responsables y respetuosos de las instituciones y las normas que hacen posible la coexistencia social”.
Para reivindicar su figura como intelectual, jurista y político que sentó las bases de una cultura democrática en el país, se ha montado en la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa (BRMVLl) la exposición en homenaje a José Luis Bustamante y Rivero, “Patricio y demócrata arequipeño”.

Escolares también visitan muestra

Escolares también visitan muestra

Esta muestra -organizada por el Gobierno Regional de Arequipa, el Centro de las Artes de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) y el Patronato José Luis Bustamante y Rivero –reúne fotografías históricas, libros, artículos periodísticos y objetos personales que pincelan algunos rasgos de la personalidad de Bustamante y Rivero. En el primer salón de la exposición se pueden observar 16 imágenes que resumen su paso por la presidencia de la República y la Corte Internacional de Justicia de la Haya, tribunal que llegó a presidir entre 1967 y 1969. También aparecen retratos de su retorno a Perú, luego de que fuera exiliado debido al golpe militar de Manuel A. Odría.
En esta sección de la muestra, además, puede verse la bandera de Perú con la que fue cubierto su ataúd en 1989, la credencial que lo certificó como presidente electo del Perú y un pergamino, firmado por un grupo de damas de Arequipa, que le fue entregado junto con la banda presidencial en julio de 1945.

DOCUMENTOS CLAVE
En la segunda parte de la exposición se aprecian ejemplares originales y primeras ediciones de algunas de las obras claves de Bustamante y Rivero.
Según el historiador Mario Arce, director de la BRMVLl, este conjunto de trabajos expresan el compromiso intelectual que tenía el expresidente para comprender los problemas sociales, culturales y políticos del Perú.
Por ejemplo, en “Mensaje al Perú” esboza un proyecto de país basado en la juridicidad y los principios constitucionales.
En otros textos como “Perú, estructura social” y “Una visión del Perú” también se hace un análisis del problema del indio, las clases sociales y la necesidad de fomentar la descentralización y la educación.
“A Bustamante y Rivero sus adversarios políticos también lo ridiculizaron diciendo que era un hombre solo de gabinete, pero al analizar estos textos nos damos cuenta de que su conocimiento de la realidad del país era amplia. Incluso muchos de los temas que puso en debate siguen vigentes en nuestros días”, indica Arce.
Muestra de ello es “Derecho del mar…”, su tesis de soberanía y jurisdicción sobre las 200 millas de mar peruano que fue reivindicada en 2014 durante el diferendo marítimo entre Perú y Chile ante la Corte Internacional de La Haya.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui