La Conferencia Episcopal Peruana emitió un comunicado donde “rechazan la medida cautelar” que permitiría la distribución gratuita de la píldora del día siguiente (o anticoncepción oral de emergencia) en hospitales públicos.

Señalaron que se pretende redefinir conceptos como el inicio de la vida, la concepción y el embarazo, no con criterios científicos, sino sencillamente para lograr objetivos a favor de unos presuntos “derechos sexuales y reproductivos”, entre los cuales se incluyen el aborto y la muerte del concebido.
Llama la atención -dicen los obispos- que la definición utilizada sobre la concepción para defender el efecto no abortivo de la píldora, tome como referencia el significado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando “para esta organización es equivalente al de anidación”. No obstante, agrega, la Constitución Peruana, y de acuerdo con lo señalado por el Tribunal Constitucional, considera el inicio de la vida desde la fertilización.
Sí es abortiva. “Esta terminología ideológica considera el inicio del embarazo solo a partir de la implantación. De esta manera, se viene confundiendo a la opinión pública al decirle que la ciencia ha comprobado que la Píldora del Día Siguiente no es abortiva, cuando en la verdad del hecho biológico, al cambiar los términos de concepción y embarazo, deja en el ‘limbo’ al concebido hasta su implantación. De esta manera, no considera como aborto su eliminación antes de su anidamiento en el útero de la madre, engañando así a la mayoría de la población peruana amante de la vida.

Edición digita

Canal Universal