HUANCARQUI. Los pobladores del distrito de Huancarqui, en la provincia de Castilla, llevaron un burro hasta los exteriores del local municipal en rechazo de la actual gestión edil de su alcalde, Jony Cárdenas Urquizo. Amenazaron con pasearlo en el pollino y sacarlo de su cargo y del distrito por su labor que calificaron de ineficiente.
El hecho ocurrió la noche del 22 de agosto. El malestar se hizo sentir con cánticos, lemas y gritos por parte de la turba que se concentró frente al local, lo que obligó la presencia de efectivos policiales para apaciguar los ánimos que estaban caldeados.
Jony Cárdenas Urquizo se hallaba dentro del municipio y evitó enfrentarse con los protestantes. No dio ninguna explicación a los quejosos.
La reunión fue convocada por el Frente de Defensa del distrito de Huancarqui que llamó a la población a una asamblea popular. La cita tenía como agenda la renovación del frente de defensa y su gestión de diálogo con la empresa minera Zafranal.
El alcalde dijo que la protesta vecinal es generada por Juan Carlos Barberena, quien pretende chantajearlo. “No se tomaron sus servicios profesionales en la realización del expediente histórico del desmembramiento territorial de Huancarqui de Autodema y por eso azuza a la gente”, dijo.

fleming

Edición digita

Publicidad