La Policía Nacional del Perú rescató a tres menores que eran retenidos por una secta religiosa que esperaba el fin del mundo en una vivienda en Lima, informaron medios locales.

Los agentes, en compañía de un fiscal, allanaron el miércoles la casa en el distrito de Chorrillos, donde al menos 11 personas, lideradas por un nepalí de 29 años, retenían desde hace días a dos hijos de un vecino y un bebé de una de las integrantes de la secta.

Los dos menores fueron devueltos a sus padres y el bebé fue trasladado al Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar, detalló la prensa.

“Yo y mi hermana, utilizadas por Dios como instrumento, estamos haciendo lo que él nos pide. Él quiere la conversión de cada uno de ustedes porque en el Perú va a pasar algo muy fuerte”, dijo una de las integrantes de la secta que afirmó ser “la elegida de Dios”.

La Policía intervino el lugar después de que los vecinos denunciaran el secuestro de los niños. En la casa se encontraron varias imágenes religiosas, puertas completamente selladas y comida tirada en el suelo.

Según los vecinos, se escuchaban gritos y rezos en un lenguaje ininteligible desde dentro de la vivienda.

El ciudadano nepalí fue entregado a Migraciones, pues ingresó ilegalmente al país, señalaron las autoridades.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui