APLAO. El fiscal Renato Mendoza Cárdenas, encargado del caso de una presunta violación sexual a un menor de 16 años al interior del albergue San José, en Corire, empezó a llamar a testigos como parte de la investigación que se le sigue al docente Pepe Cruz Céspedes, quien se encuentra en prisión preventiva por 9 meses en el penal de Pucchón (Camaná).
Con fecha 22 de agosto del 2016, un estudiante de la posada, quien no quiso identificarse, respondió 10 interrogantes, y entre las respuestas señala:
“…El profesor Pepe nos daba vino y jugaba con los compañeros de la residencia pasándonos mano”. “…Nos tocaba la espalda y la cintura, a otros les palmeaba el trasero… Era el profesor y no podíamos levantarle la voz”.
En la manifestación, también se refiere a Luis Ángel, aparentemente se trataría de un menor con quien el docente tenia mayor acercamiento y juego de manos.” Solo atinaba a reírse cuando el profesor lo manoseaba”.
El declarante –según su manifestación- decidió no identificarse por temor a represalias por parte de los familiares del docente.

Texto: José Martínez

Yura

Edición digita