Al menos siete entidades estatales de Estados Unidos sintieron hoy los efectos de un sismo de 5.6 grados en la escala de Richter.

El epicentro del temblor ocurrido alrededor de las 07:00 horas fue localizado en el norte del estado de Oklahoma, pero sus oscilaciones se extendieron a otros estados como Texas, Kansas, Missouri, Nebraska, Arkansas y Iowa.

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos precisó que el movimiento telúrico tuvo una profundidad de 6.6 kilómetros con un origen 14 kilómetros al noroeste de Pawnee, Oklahoma.

Al menos un incendio fue reportado en la localidad de Pawnee, pero no se ha confirmado si estuvo relacionado con el sismo. Hasta el momento no se hayan reportado víctimas o daños materiales.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap