Agnes Gonxha Bojaxhiu, más conocida como la madre Teresa de Calcuta será canonizada este domingo en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano por el Papa Francisco debido a su labor en favor de los pobres.

Durante la mayor parte de su vida, fue considerada como una “santa viviente”.

El domingo, en la víspera del décimo noveno aniversario de su muerte, la santidad de la madre Teresa será sellada en una misa de canonización. Para sus admiradores, la asunción de la ganadora del Premio Nobel de la Paz al estatus de santa puede parecerles tan inevitable como justificada.

Sin embargo, su canonización ha enfrentado controversia. Entre otras críticas, la madre Teresa ha sido acusada de ofrecer un tacaño cuidado médico o de calidad inferior, de hacer proselitismo a sus pacientes, y de afirmar que hay virtud en el sufrimiento en lugar de tratar de aliviarlo. Su legado continuará en medio de polémica y devoción.

Aquí algunas de sus frases más recordadas:

  1. “El hambre por el amor es más difícil de saciar que el hambre por pan”
  2. “Para que el amor sea verdadero debe empezar con Dios en oración. Si oramos, podremos servir… prometamos que daremos nuestras manos a los pobres”
  3. “Sí, debes vivir la vida de forma hermosa y no permitir que el espíritu del mundo que hace dioses al poder, a la riqueza y al placer te haga olvidar de que has sido creado para cosas más grandes”.
  4. “La santidad no es un lujo para pocos; es una tarea simple, porque si aprendemos a amar, aprendemos a ser santos”.
  5. “Si algún día me vuelvo santa, seguro seré una de la ‘oscuridad’. Estaré continuamente ausente del cielo, para iluminar la luz de quienes están en la oscuridad en la Tierra”
  6. “Veo a Dios en cada ser humano. Cuando lavo las heridas de un leproso, siento que estoy cuidando al Señor mismo. ¿Acaso no es una experiencia hermosa?”.
  7. “Jesús tiene un amor muy especial para ti. [Pero] en cuanto a mí, el silencio y el vacío es muy grande, que miro y no observo, oigo y no escucho”.
  8. “De sangre, soy albanesa. De ciudadanía, son india. De fe, soy una monja católica. En cuanto a mi misión, pertenezco al mundo. En mi corazón, pertenezco completamente al corazón de Jesús”.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap