Policía Nacional cooperó con el rescate tras incendio de aeronave.

Policía Nacional cooperó con el rescate tras incendio de aeronave.

CERRO COLORADO. Mientras las lenguas de fuego estallaban dentro del avión Airbus A-3019, varios cadáveres estaban regados en el suelo.
Entre la humareda, cerca de 50 heridos se arrastraban tratando de escapar de la deflagración. Los gritos y quejidos se mezclaban con el sonido de las explosiones.
Era las diez y media de la mañana de ayer. Segundos antes, la aeronave había realizado un aterrizaje forzoso en el Aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón. Las malas condiciones meteorológicas causaron la tragedia.
La aeronave impactó sobre la pista y luego se arrastró a un costado a gran velocidad. Y el incendio nació por la fuga de combustible.
Tras el impacto, el Centro de Operaciones del aeropuerto activó su plan de emergencia. Uno de los dos vehículos contra incendios entró en acción. Mientras la combustión era contenida por el chorro de agua, los primeros sonidos de las ambulancias se escuchaban a lo lejos.
La Sub Unidad de Acciones Tácticas (SUAT) de la Policía Nacional llegó primero. La Cruz Roja llegó en seguida a la zona de desastre. Mientras las llamas se extinguían, los heridos que estaban regados en el suelo empezaban a ser socorridos en camillas del avión siniestrado.
Los lesionados fueron categorizados por colores, de acuerdo a la gravedad de sus heridas. Fueron 10 en la categoría rojo (graves), siendo evacuados primero. Hubo 15 amarillos (no graves) y 25 verdes (lesiones leves). Algunos no podían pararse, mientras que otros gritaban el nombre de sus familiares.
“¿Mario, donde estás?”, se escuchaba la voz de una mujer que quería volver a la zona del siniestro para buscar a su esposo. Los heridos fueron evacuados a los hospitales Honorio Delgado y Goyeneche. Se informó que los nosocomios colapsaron ante la cantidad de pacientes.

Bomberos de Aeropuertos Andinos respondieron con rapidez.

Bomberos de Aeropuertos Andinos respondieron con rapidez.

Mientras tanto, después de 15 o 20 minutos, llegaron unidades del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios de Arequipa. Además de trasladar a los heridos, empezaron a cortar la estructura del avión para rescatar los cuerpos calcinados de las seis personas fallecidas en el siniestro.
Finalmente llegó al lugar Tito Luque, fiscal de la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Arequipa, quien certificó el deceso de las 6 personas y posteriormente hizo el levantamiento de los cadáveres. De esta manera culminó el simulacro de accidente aéreo organizado por Aeropuertos Andinos, entidad que opera las 4 compañías de vuelo del aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón. La actividad convocó a la Policía Nacional, bomberos, Cruz Roja, Región Militar del Sur, Aduana, Dirección Regional de Transporte y otras doce instituciones más.

SIMULACRO REALISTA
Para el subgerente de Seguridad Aérea de Aeropuertos Andinos, Rafael Alarcón Domínguez, el simulacro fue exitoso y permitió poner a prueba la capacidad de respuesta del plan de seguridad que manejan al interior del aeródromo.
En ese sentido, precisó que esta respuesta no debe excede 3 minutos al interior de las instalaciones aeroportuarias. Aclaró que este simulacro fue una “Alerta 3 y nivel 7”. Los aeropuertos de gran magnitud alcanzan hasta un nivel 9 en su gestión de seguridad ante accidentes similares.
El ejecutivo explicó que la recreación es parte de las exigencias de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), entidad que fiscaliza el nivel de planificación de emergencias que realizan los concesionarios aeroportuarios cada año.
La OACI exige que realicen dos simulacros por año. Uno de ellos debe ser realista y con participación de instituciones ajenas a la entidad aeroportuaria, como el ocurrido ayer. Alarcón Rodríguez finalizó precisando que el aeropuerto concretó su Plan Maestro de Desarrollo, que consigna cambios en cuestión de servicios, condiciones de seguridad, plataforma para atención y mayores facilidades al usuario.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral