¡Torturador!  Podría ser el calificativo que  se merece Marco Hidalgo Encinas Quispe, padre del menor de las iniciales P.E.Q. de apenas 6 años de edad, quien fue sometido a un castigo por demás humillante e inhumano. El mal padre había enviado a su menor hijo a comprar pan y como el niño se demoró no tuvo mejor idea que maltratarlo despojándole de su ropa, dejándolo totalmente desnudo, luego con una cuerda empezó a atar  al niño de pies y manos además de amordazarlo a fin de que no grite, en todo ese lapso el menor suplicaba a su progenitor “¡Papito no… Papito no… !”;  haciendo oídos sordos a tales súplicas, una vez totalmente indefenso el menor fue bañado con agua helada con una manguera en pleno patio de su vivienda, sin importarle el intenso frío de la mañana. Al parecer este individuo hasta habría puesto en funcionamiento una motobomba  para  que la presión del agua sea más fuerte; en  ningún momento Marco Encinas Quispe mostró algo de arrepentimiento por su actitud; también trascendió que la mamá del menor no estaba con ellos habiéndose ausentado por motivos de trabajo.

Este hecho fue denunciado ante la Demuna y ante la Fiscalía de Familia, interviniendo el Dr. Quintanilla, quien ordenó investigar el caso y también evaluar las pruebas  que presentaron, entre ellos un video; sin embargo, luego de ser descubierto y denunciado optó por pedir disculpas; el escenario del maltrato  fue la vivienda  que está ubicada en el jirón Piura N° 100 del barrio 20 de Febrero de la ciudad de Ilave.

REITERADO CASTIGO

Al parecer no sería la primera vez que maltrata a su menor hijo,  también el rostro del niño está lleno de sangre por lo que se presume fue severamente castigado, hasta trascendió que pretendió ahorcar al menor, de no ser la oportuna intervención del hermano de Encinas Quispe, desde una azotea vecina de donde se filmó todos los hechos.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral