Por tres días fue suspendido sin goce de sueldo el conductor de una micro Paillihue Avellano que se negó a trasladar a un grupo de niños con Síndrome de Down en Los Ángeles, Estados Unidos.

El hecho se registró la tarde de este miércoles, pasadas las 15 horas, cuando 7 alumnos de la escuela Esperanza, en compañía de sus educadoras diferenciales, hicieron parar una máquina en calle Villagrán con el fin de ir ver una película.

Aunque tenían dinero para cancelar su pasaje, el chofer se negó a llevarlos. Así lo relató una auditora, quien agregó que otros pasajeros ofrecieron pagar la tarifa, sin embargo ese no era el problema del conductor.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral