Cerro Colorado. La presentación del kit de revocatoria contra el alcalde de Cerro Colorado, Manuel Vera Paredes, ayer se vio empañada con una serie de insultos y reclamos.
El ciudadano José del Carpio Márquez, promotor del proceso en mención, quien estaba acompañado del regidor Wilfredo Quispe, no pudo culminar su exposición a los medios de prensa ya que, de manera abrupta, fue interrumpido por un grupo de vecinos cerreños.
“No tiene autoridad moral el regidor (Wilfredo Quispe) para que pueda pedir una revocatoria. El alcalde debe quedarse para que culmine nuestro proyecto de agua y desagüe”, argumentó un grupo de vecinos del sector V de J. L. Bustamante y Rivero.
Ante estas acusaciones, el regidor respondió que no eran vecinos de esa zona y que eran matones contratados ya que es víctima de persecución.

TIENE APOYO
A pesar de los inconvenientes, Del Carpio Márquez informó que tiene la seguridad de conseguir las más de 21 mil firmas de los vecinos cerreños para noviembre, fecha que se cumple el plazo para la presentación de los planillones ante el Jurado Nacional de Elecciones.
Mencionó que cuenta con el apoyo de un grupo de 100 personas, así como de representantes de organizaciones distritales.
Sostuvo que existen muchos motivos para solicitar la revocatoria, citando como ejemplo el camal municipal, que fue cerrado este año. “Ha tenido más de 40 años de funcionamiento y solo se puede pensar que lo han liquidado por mala administración”.
El regidor Wilfredo Quispe se retiró de la conferencia en medio de reclamos de los pobladores, que le reclamaron por el dinero que le dieron para la obra de agua y de lo cual nunca rindió cuentas.
Representantes de la FDTA solicitaron desocupar el local cedido para la conferencia porque estaban originando desorden y bulla.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral