Cerro Colorado. El titular del Segundo Juzgado Unipersonal Permanente de Cerro Colorado, Mario Witman Palomino Adriano, tiene 5 denuncias en su contra, según reporte del Ministerio Público.
Las denuncias no lo inhabilitan para el cargo pero recae sobre su persona un cuestionamiento moral por el cargo que le ha encomendado el Poder Judicial.
Respecto a las denuncias, todas le fueron imputadas el 2014 cuando era procurador municipal en la gestión de la exalcaldesa Yeni Valdivia Rivera.
Son tres denuncias por usurpación, una por concusión y la quinta es por peculado. De acuerdo al reporte del Ministerio Público, las denuncias no han sido archivadas ni ha sido sentenciado.
EN MANOS DEL PJ
Según el abogado especialista en derecho municipal Jorge Sumari, el hecho de tener denuncias no lo imposibilita de tener el cargo de juez y es inocente hasta que se pruebe lo contrario o tenga una sentencia.
Pero, remarcó que lo ideal sería que tenga “una conducta proba”, más aún si se trata de una persona encargada de impartir justicia.
Ahora el Poder Judicial (PJ)es la entidad indicada para analizar las denuncias y determinar si afecta su desempeño como magistrado.
SE INFORMARÁ
Sin Fronteras intentó dialogar con el presidente del Poder Judicial de Arequipa, Jhonny Manuel Cáceres Valencia, pero trabajadores de esta dependencia indicaron que el magistrado desconocía de las denuncias que tendría Palomino Adriano. Cáceres se pronunciará en las siguientes horas, cuando tenga mayor información de los hechos.
EL DEFENSOR EXTRAÑO
A fin de tomar la versión de Mario Witman Palomino Adriano, Sin Fronteras se acercó a su oficina. Una de sus asistentas indicó que se encontraba en una diligencia.
Se le dio a conocer a la asistenta el motivo de la visita, para que dé su descargo de las 5 denuncias, dejando un número telefónico para pactar la entrevista.
En menos de 10 minutos (11:23 a.m.), una persona, que se identificó como “abogado defensor” del juez, llamó por teléfono, asegurando que las denuncias habían sido archivadas.
Advirtió que “tengan cuidado con la publicación de la nota ya que habrían ciertos intereses de algunas personas”.
Transcurridas 4 horas (3:19 p.m.), se devolvió la llamada para tomar mayor información, pero el supuesto defensor no contestó.
Al llamar de otro celular, respondió indicando que era “un locutorio”. Ante nuestra persistencia, reconoció que era el defensor del magistrado Mario Palomino Adriano.

Texto: Carmen Meza Tiga
cmeza@editoramultimedios.pe

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad